Desmontando el mito de los contratos de alquiler de 11 meses.

Muchos se creen que si el contrato de alquiler se hace sólo por 11 meses ya se cubren las espaldas y el inquilino NO tiene derecho a prorrogarlo y estar en el piso un mínimo de 3 años. Es el mito de los 11 meses. Aquí lo desmonto.
¿Por qué es un mito el alquiler de 11 meses?
Decimos que los contratos de alquiler por 11 meses son un mito porque se cree –erróneamente- que tienen la capacidad de cambiar la normativa aplicable a un arrendamiento, haciendo que sea un alquiler de temporada y, por tanto, no esté sujeto a la normativa aplicable a los arrendamientos de vivienda (entre otras, la prórroga forzosa).
Así, es habitual ver contratos de arrendamiento de vivienda que intentan ser redactados como auténticos contratos de temporada, fijando una duración inferior al año para crear la apariencia de un contrato de temporada.
De esta forma, modificando la duración del arrendamiento (esto es, fijando una duración inferior al año), el arrendador cree evitar las normas obligatorias de los arrendamientos de vivienda (prórrogas forzosas, reparto de responsabilidades, etc.).
Los jueces y tribunales han reiterado en numerosas ocasiones que se trata de un fraude de ley y que por cambiar la duración del contrato no se modifica el destino del mismo, que es la necesidad de satisfacción de vivienda habitual del arrendatario y, por tanto, las normas relativas a la duración del arrendamiento de vivienda son plenamente aplicables. A pesar de ello, se siguen utilizando contratos de arrendamiento de vivienda con duración de 11 meses, con la falsa esperanza de evitar la prórroga legal obligatoria del arrendamiento.



Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué pasos seguir para comprar una vivienda al contado?

9 claves para vender o alquilar en pocos días

¿Cómo reclamar los desperfectos y vicios ocultos en la compra de una vivienda de segunda mano?